BRASIL

P. Sérgio de Santana, OMI

Del 26 de febrero al 26 de marzo de este año 2020, visita la Provincia de Oblata de Brasil nuestro Superior General, el padre Louis Lougen, OMI.

Nacido en Estados Unidos, trabajó en Brasil durante 17 años hasta que regresó a los Estados Unidos y continuó allí su vida misionera hasta que fue elegido para el cargo de Superior General de nuestra Congregación.

Con el Consejo Provincial

El propósito de su visita a nuestra Provincia en este momento es conocer mejor el trabajo misionero desarrollado aquí por cada uno de nosotros y así prepararnos para la Sesión Conjunta de CIAL que es el grupo de Oblatos de América Latina y el Caribe, con el Gobierno Central y que tendrá lugar el próximo agosto en México. En suelo brasileño, el Padre Louis tendrá la oportunidad de visitar todas las Casas de Formación, hablando con los Formandos y Formadores para descubrir cómo se desarrolla ampliamente el compromiso de los jóvenes que buscan vivir el carisma de nuestra familia religiosa.

Un escolástico con la Cruz Oblata de San Eugenio de Mazenod

También tendrá la oportunidad de reunirse con los Oblatos en los cuatro Distritos de la Provincia de acuerdo con una agenda que el Provincial ya ha puesto a disposición de los Animadores de cada Distrito, para averiguar en qué Pastorales estamos involucrados y cómo estamos realmente trabajando por la evangelización y el Pueblo de Dios.

Esta visita del Superior General a nuestro país llegó en un momento muy oportuno, considerando que estamos celebrando este año 75 años de presencia de la Congregación en suelo brasileño, desde el día que los primeros cuatro estadounidenses llegaron aquí trayendo todo su entusiasmo misionero y dispuestos a implementar la forma de llevar a cabo la misión de San Eugenio de Mazenod.

«¿A dónde quieres ir como misionero?»

Ya fue posible un primer contacto del P. Louis con la realidad general porque pudo reunirse con el Consejo Provincial de la Provincia de Brasil que del 27 al 29 de febrero de 2020 celebró la primera Reunión del año que sirve para la evaluación y la planificación del futuro camino de la misión oblata en suelo brasileño.

Que Dios, san Eugenio y María Inmaculada nos ayuden para que con nuestros esfuerzos misioneros de cada día siempre podamos colaborar con la hermosa misión del padre Louis Lougen, OMI, al frente del Gobierno General de nuestra familia religiosa.