Diócesis

Con la llegada de los Padres Norberto Provencher y Severo Dumoulin, enviados por el Obispo J.O. Plessis de Quebec a solicitud de Lord Selkirk, se inició la localidad de Saint-Boniface al oeste de Canadá. Los sacerdotes construyeron una iglesia en la ribera de Red River en 1819-1820.

En 1820 todo el oeste de Canadá conformaba una diócesis, junto con Quebec. El administrador del área era el Padre Norberto Provencher, ordenado obispo auxiliar de Quebec el 22 de mayo de 1822. El territorio fue elevado a Vicariato apostólico de Hudson Bay y James Bay, con el Obispo Provencher como Vicario Apostólico y Obispo titular de Juliopolis, quien mandó construir una residencia episcopal en 1829 y la catedral entre 1829 y 1837. El 4 de junio de 1847, el Vicariato apostólico fue elevado a diócesis del Noroeste, adoptando el nombre de Saint-Boniface en 1851.

El Obispo Provencher solo contaba con algunos sacerdotes que permanecían en la diócesis por períodos muy cortos, por lo que solicitó la ayuda de los Oblatos, a quienes había conocido a través del Obispo Bourget de Montreal. El Obispo de Mazenod aceptó su solicitud a pesar de la duda del Padre Bruno Guigues. El Padre Pedro Aubert y el escolástico Alejandro Taché salieron de Montreal el 25 de junio de 1845, llegando a Saint-Boniface el 25 de agosto, después de viajar más de 2,000 kilómetros por ríos y lagos.

El Padre Taché fue nombrado Obispo de Arath y coadjutor del Obispo Provencher el 24 de junio de 1850, sin haber consultado al Obispo de Mazenod, quien escribió al Obispo Taché el 19 de enero de 1851: “No debo ocultarle que (la misión en Red River) me ha sido presentada de forma tan desfavorable que me he preguntado si debiéramos retirar a nuestro personal del lugar”, por lo que consideró el nombramiento como una señal de la Providencia para que los Oblatos permanecieran en el lugar. El Obispo Taché se convirtió en Obispo de Saint-Boniface a la muerte del Obispo Provencher. El Padre Vital Grandin fue nombrado obispo titular de Satala y coadjutor del Obispo Taché el 11 de diciembre de 1857, con asignación especial a las misiones de Athabaska-Mackenzie y del Noroeste.

Al convertirse en diócesis en 1847, Saint-Boniface incluía a todos los territorios bañados por los ríos que fluían hacia Hudson Bay y James Bay. Su límite al sur se encontraba en la latitud del paralelo 49, al oeste las Montañas Rocallosas, al este la provincia unida de Canadá y al norte, el mar polar.

El Obispo de Mazenod tomó gran interés en las misiones al oeste de Canadá. Por ejemplo, el 8 de enero de 1858 escribió al Obispo Taché: “Le aseguro de mi gran interés en su gran misión. Y sigo, por así decirlo, todos sus pasos. Me siento ligado a todas sus obras y comparto en espíritu todas sus tribulaciones, que ansío aliviar, sin disminuir sus méritos”.

Divisiones en la Diócesis
El territorio ha visto muchas divisiones desde entonces. En 2004 había 6 arquidiócesis y siete diócesis. La primera división fue el 8 de abril de 1862, cuando se encomendó el Vicariato apostólico de Athabaska-Mackenzie al Obispo Enrique Faraud, o.m.i. Más adelante, en 1868, se formó el Vicariato Apostólico de Saint-Albert, con el Obispo Vital Grandin al frente. Aún entonces, la diócesis era dos veces el tamaño de Francia. Saint-Boniface se convirtió en arquidiócesis el 22 de septiembre de 1871. Sus dependientes fueron Saint-Albert, ahora elevado a diócesis y los Vicariatos apostólicos de Athabaska-Mackenzie y British Colombia, creado el 14 de diciembre de 1863.

La diócesis perdió la mayor parte de su territorio al formarse el Vicariato apostólico de Keewatin el 4 de marzo de 1910 y Regina, el 4 de diciembre de 1915, con la creación de las arquidiócesis de Regina en Saskatchewan y en especial de Winnipeg en Manitoba. Keewatin incluía la parte norte de las Provincias de Manitoba, Saskatchewan y Ontario. Winnipeg conservó las mejores parroquias de Saint-Boniface al suroeste de Manitoba, quedando solo las parroquias más pobres al norte de la ciudad y las misiones indias. De los 60,000 católicos en la diócesis, solo quedaron 15,000, con 24 parroquias y capillas y 65 sacerdotes. La nueva arquidiócesis de Winnipeg recibió 53 parroquias y 118 sacerdotes. El periódico Les Cloches de Saint-Boniface describió la división como “profundamente lamentable”, mientras que el Padre Servule Dozois, asistente general de los Oblatos en Roma, escribió a su hermano José, Provincial de los Oblatos en el este de Canadá: “Saint-Boniface, antiguamente la metrópolis de todo el oeste de Canadá, reducida a una porción insignificante del este de lo que quedó de su territorio … En mi opinión, el Obispo Béliveau, nombrado arzobispo, no debería haber aceptado el hueso descarnado que se le dio a roer”. Debido a las presiones que llegaban de Canadá, Roma modificó la división, dándole a Saint-Boniface varias parroquias al sur del río Assiniboine, incrementando así el número de católicos a 31,000, permaneciendo 38,000 en Winnipeg.

A pesar de las divisiones, el número de católicos se incrementó en forma regular. A la muerte del Obispo Provencher en 1853, había 1,100 católicos blancos, 4,000 Métis y Amerindios, 4 sacerdotes diocesanos y 7 Oblatos. Al fallecer el Obispo Taché en 1894, la población católica había llegado a 20,000 fieles, con 21 sacerdotes diocesanos, 26 Oblatos y Jesuitas, 11 Hermanos religiosos y 75 Hermanas. En 1915, al morir el Obispo Langevin, o.m.i. y crearse Winnipeg, ocasionó que la población católica de Saint-Boniface se redujera de 60,000 a 31,000. A la muerte del Obispo Yelle en 1941, la diócesis contaba ya con 56,000 católicos, 60 parroquias organizadas, 170 sacerdotes diocesanos y religiosos, 62 Hermanos y 785 Hermanas. En el año 2000, según la publicación Canada ecclésiastique, el número de católicos fue de 101,000 de una población de 365,000 habitantes, con 76 parroquias, 26 capillas, 86 sacerdotes diocesanos, 51 sacerdotes religiosos, 11 Hermanos, 330 Hermanas y 3 seminaristas.

Instituciones y obras
La primera iglesia se construyó en 1818, ampliada en 1829-1837, aunque un incendio la destruyó el 14 de diciembre de 1860. Se reconstruyó en 1862-1863, siendo demolida y reconstruida nuevamente en 1906-1908. Otro incendio la destruyó el 22 de julio de 1968. La catedral actual se abrió al culto en 1972.

Al llegar el Padre Provencher en 1818 se construyó la residencia del obispo, reconstruida con piedra en el período de 1829-1838. Al verse afectada por el incendio de 1860, se reconstruyó en 1864-1865. El amplio edificio fue también el vicariato de los Oblatos y residencia provincial hasta el fallecimiento del Obispo Langevin en 1915. Fue la casa de los sacerdotes diocesanos y Oblatos que llegaban hasta ser asignados a las parroquias y misiones. Durante el episcopado del Obispo Tache, los Oblatos que habitaban la residencia siempre eran más numerosos que los diocesanos. De 1895 a 1915 sólo quedaron un Oblato y un Hermano, con cuatro o cinco sacerdotes diocesanos.

En 1818 se fundó el colegio católico, que fue ampliado en 1880-1881; destruido por un incendio y reconstruido en 1922. Los Oblatos tuvieron la dirección de la escuela de 1846 a 1854 y de nuevo de 1860 a 1877. Los Hermanos de las Escuelas Cristianas estuvieron a  cargo de 1854 a 1860 y el clero diocesano de 1877 a 1885. Los Jesuitas se encargaron de 1885 a 1966, cuando fue transferido al clero diocesano y personal laico.

Las Hermanas de la Caridad de Montreal llegaron a Saint-Boniface en 1844, estando a cargo del hospital general de 1871 a 1969.

Los Oblatos dirigieron el seminario menor de 1909 a 1922 y un seminario mayor en Saint-Norbert de 1946-1948. El clero diocesano se hizo cargo de 1948 a 1954, siendo sucedidos por los Sulpicianos, que se mudaron a Saint-Boniface en 1954 y permanecieron hasta 1968.

Saint-Boniface nunca ha sido una diócesis exclusiva de los Oblatos, contrario a otros Vicariatos apostólicos o diócesis en Canadá, aunque los Oblatos siempre han estado en numerosas parroquias, en especial en las misiones Métis o Amerindias. También se han encargado de varias labores, en especial de casas para retiros. Al celebrar el centenario de la llegada de los Padres Provencher y Dumoulin en 1818, el Arzobispo Béliveau escribió: “Los Oblatos han sido, en el más amplio significado de la palabra, los misioneros del Oeste ¡y no puede agradecérseles lo suficiente las florecientes iglesias que sus huellas formaron, organizadas bajo su cuidado y a través de su heroísmo! El lema de su Congregación es la de su divino Maestro: Evangelizare pauperibus misit me. ¡De qué forma tan maravillosa ha sido realizada aquí! ¡Qué podría haber sido más pobre en todo sentido que estas inmensas regiones de Canadá occidental! Se requerían apóstoles con corazones ardientes que llevaran la flama a las heladas aguas de los Grandes Lagos del noroeste e incluso al Polo Norte. Ninguna misión en el mundo fue tan penosa ni exigió el negarse a sí mismo, un mayor amor por Dios ni caridad heroica en las almas de los misioneros.

La misión del vicariato
El vicariato religioso de Saint-Boniface, llamado originalmente Red River, fue erigido el 24 de abril de 1851, con el Obispo electo Taché como superior religioso. El territorio abarcaba la extensión de la diócesis, incluyendo además el área más allá de las Montañas Rocallosas, hasta el Océano Pacífico. En ese entonces sólo había dos comunidades: la residencia del obispo en Saint-Boniface e Île-à-la-Crosse y cerca de doce Padres o Hermanos, entre ellos el Padre Pedro Aubert y el Obispo Alejandro Taché, quienes habían llegado el 25 de agosto de 1845.

Al principio el Obispo de Mazenod envió misioneros cada año, por lo que el vicariato tuvo un rápido desarrollo. Al fallecer el Fundador en 1861, el vicariato contaba con ocho misiones con Padres y Hermanos residentes. Había treinta Oblatos, de los cuales dos eran obispos: Alejandro Taché y Vital Grandin, nombrado coadjutor del Obispo Taché el 11 de diciembre de 1857 y responsable de la parte norte del vicariato. Había misiones o residencias en Île-à-la-Crosse, Lac-Sainte-Anne, Lac-la-Biche, Lake Athabaska, Great Slave Lake, Good Hope, Lake Caribou y claro está, la residencia en Saint-Albert, desde donde los misioneros visitaban las estaciones de Saint-Charles, Saint-Laurent y Saint-Norbert (ver títulos).

División del vicariato de misión
El 30 de noviembre de 1864 se realizó la primera división al erigir el vicariato religioso de  Athabaska-Mackenzie en el territorio del mismo nombre, que había sido erigido el 8 de abril de 1862. Una segunda división tuvo lugar el 20 de marzo de 1868. La región de las planicies al oeste se convirtió en el vicariato religioso de Saskatchewan, que pronto se llamaría Saint-Albert, al nombrarse al Obispo Vital Grandin como primer superior. Más adelante se dividió el oeste y norte de Canadá en diferentes vicariatos y Provincias religiosas Oblatas. El punto culminante fue en 1973, con cinco Provincias y seis vicariatos de misión en el oeste. Sin embargo, a partir de 2003, solo hay dos Provincias, la de Lacombe y Assumption.

El vicariato de misión Saint-Boniface fue convertido en Provincia el 5 de octubre de 1904, recibiendo el título de Provincia de Manitoba, que se extendía por casi toda la Provincia civil de Manitoba, la parte sur de Saskatchewan, la porción occidental de Ontario y algunas misiones en el estado de Minnesota en los Estados Unidos. Contaba con 70 Oblatos, 22 casas o residencias y trabajaban en más de 100 parroquias o misiones.

El 21 de junio de 1911 se erigió el vicariato de misión de Keewatin al norte de Manitoba, con el Obispo Ovidio Charlebois como superior religioso. A Keewatin se anexaron dos misiones de la Provincia: Cross Lake y Norway House. En 1915, al erigirse la diócesis de  Winnipeg, la Provincia cedió a la nueva diócesis la importante parroquia Sainte-Marie y Saint-Charles. En 1924 se asignaron diecinueve Oblatos de habla alemana a la nueva  Vice-Provincia de Saint Henry en Belleville, U.S.A. Y de nuevo en 1926, se asignaron catorce Oblatos de habla alemana o polaca, recibiendo doce residencias en la nueva Provincia Oblata de Saint Mary, Saskatoon.

A pesar de las divisiones, la Provincia tuvo un desarrollo continuo hasta el Concilio Vaticano II. En 1913 había 121 Oblatos, de los cuales 31 eran escolásticos; en 1966 había 191, que incluían 14 escolásticos; en 1971 se había reducido a 152 Oblatos, incluyendo 3 escolásticos.

Obras y misiones
La Provincia tuvo un juniorado en Saint-Boniface, dedicado a Holy Family, de 1905 a 1968. El noviciado, bajo el nombre Mary Immaculate estuvo en Saint-Laurent de 1888 a 1897 y en Saint-Charles de 1898 a 1909. Hubo un juniorado de 1909 a 1924, en Saint-Laurent, de 1924 a 1950 y en Saint Norbert y Lebret de 1950 a 1968. El escolasticado, dedicado a Sacred Heart se ubicó en Lebret de 1927 a 1966 y en Saint-Norbert en 1966-1967. La casa para retiros privados, Notre-Dame du Cénacle, estuvo en Saint-Boniface de 1946 a 1960 y en Saint Norbert a partir de ese año. Los Padres de la Provincia estuvieron a cargo del colegio en Saint-Boniface por muchos años y del de Gravelbourg de 1918 a 1967. Además tuvieron a su cargo el seminario mayor de Mazenod en Gravelbourg de 1931 a 1946 y el seminario mayor Saint-Boniface en Saint Norbert de 1946-1948. En los últimos treinta años, la Provincia ha enviado misioneros a Bolivia, Chile, Guatemala, Lesoto, etc.


En 1908 se fundó la obra de impresión católica, West Canada Publishing Company en Winnipeg y para 1921 publicaba cinco periódicos semanales: dos en francés, uno en inglés, uno en alemán y uno en polaco. La diócesis publicaba Les Cloches de Saint-Boniface y la Provincia Oblata contaba con dos boletines: L’Ami du Foyer (publicación del juniorado) de 1905 a 1968 y My Brother and I (en inglés y francés), de 1968 a 2005.

Los Oblatos trabajaron en particular en las parroquias para los blancos, Métis y Amerindios. En 1905, de los 110,000 Amerindios en Canadá, 13,500 vivían en Manitoba (3,500 católicos, 5,000 protestantes y 4,000 infieles). En 1932 había 6,000 Amerindios católicos y los Oblatos dirigían diez internados, con casi 1,000 niños.

Yvon Beaudoin, o.m.i.