22 gennaio – Non rovinare l’opera di Dio.

Ser yo y lo que soy capaz de hacer, es arruinar el trabajo de Dios. Convenzámonos de ello y pidamos a Dios que nuestra tontería no arruine la tarea que Él ha comenzado.

B.A. Thomas, OMI