POLONIA

Los Oblatos de Polonia celebraron solemnemente el sábado 6 de junio de 2020, en Poznań, los 100 años de presencia oblata en su tierra. El primer ministerio de los Oblatos en Polonia fue en el Santuario Mariano de Piekary Śląskie, aunque en aquella época no había un monasterio, y los mismos misioneros pertenecían oficialmente a la Provincia de Alemania. De ahí que la primera casa de la Provincia de Polonia sea oficialmente  la fundación de Krotoszyn, Wielkopolska, y sólo a partir de aquí es posible hablar de la aparición de una nueva provincia.

Como la Casa Provincial está en Poznań, la catedral de Poznań fue el lugar escogido para albergar la celebración principal. La Santa Misa Solemne fue presidida por el arzobispo metropolitano de Poznań y actual Presidente del Episcopado Polaco, Mons. Stanisław Gądecki. También concelebraron otros dos obispos: Mons. Jan Kopiec (obispo de Gliwice) y Mons. Szymon Stułkowski (obispo auxiliar de Poznań). En la eucaristía participaron muchos oblatos encabezados por el provincial, el P. Paweł ZAJĄC, distintos invitados y amigos de los Oblatos, incluida una representación de los Caballeros de Juan Pablo II.

En su homilía, Mons. Gądecki repasó los momentos más importantes de la historia de los Oblatos de Polonia, concluyendo que “sin los Oblatos, la Iglesia de Polonia y de todo el mundo sería mucho más pobre”. Expresó su gratitud, en nombre de todo el episcopado polaco, por el servicio de los Misioneros Oblatos, destacando en particular su sobresaliente compromiso pastoral en la archidiócesis de Poznań.

La celebración continuó con la dedicación de la así llamada “Casa de la Misión”, donde serán ubicadas la oficina del Procurador de la Misión, la editorial de «Misyjne Drogi» (revista oblata) y el sitio web misyjne.pl. El edificio quiere también ayudar a entidades no oblatas, entre ellas la Fundación Redemptoris Missio que ofrece asistencia médica y humanitaria en numerosos países.

Durante la celebración de Poznań, el P. Provincial ofreció varias medallas conmemorativas a los participantes.

La provincia de Polonia lleva preparando este 100º aniversario varios años. En concreto desde 2017, el Año de la Santa Cruz, en el que el relicario con restos de la Santa Cruz (que está en el santuario nacional polaco más antiguo, confiado a los Misioneros Oblatos) pasó en peregrinación por las distintas comunidades y parroquias oblatas. Esta peregrinación fue precedida por un solemne acto de consagración de la Provincia de Polonia a Nuestra Señora de Jasna Góra – la Reina de Polonia.

Los preparativos continuaron con el Año de Nuestra Señora de Kodeń, unido también a una peregrinación, esta vez una copia de la imagen de la Reina Podlasie de Kodnia, un Santuario en la frontera con Bielorrusia, donde los Misioneros Oblatos llevan presentes desde 1927. Cada año, varios cientos de miles de polacos peregrinan aquí.

Este año jubilar es vivido como el Año de la Misión en el que queremos avivar nuestra conciencia misionera más aún y encaminar nuestros pasos con valentía hacia los más abandonados y hacia aquellos que, por distintos motivos, tienen menos contacto con la Iglesia.